UnREAL: Hagamos televisión

UnREAL

Sé que llego con tres meses de retraso, pero no había tenido tiempo para UnREAL hasta hace unos días. Me ha parecido toda una seriaza. Para los que no estéis familiarizados con UnREAL, esta es una serie va sobre la producción y la filmación de un reality show llamado “Everlasting”. Este reality consiste en que un chico joven, atractivo y rico escoja a su mujer ideal de entre 20 mujeres seleccionadas por el programa. En España no tenemos nada por el estilo, pero sería una especie de Gran Hermano mezclado con Hombres, mujeres y viceversa, aunque con un toque sofisticado y elegante.

La serie se centra en Rachel, una de las productoras de “Everlasting”. Su trabajo consiste, sobre todo, en ser alguien de confianza para las chicas que participan en el programa, para así poder manipularlas al antojo de los directivos. Rachel vuelve al programa tras haber sufrido un brote psicótico en el último capítulo de la temporada anterior de “Everlasting”. Quinn, que es otro de los personajes más importantes, es productora ejecutiva del reality show y jefa directa de Rachel. Se puede considerar que Quinn es la madre profesional de Rachel, ella es la que le ha enseñado todo lo que sabe, por eso confía en que Rachel vuelva al programa y lo de todo para saldar los problemas que causó el año anterior.

UnREAL no se corta un pelo y muestra todos los entresijos que esconden este tipo de “realitys”. Escribo “realitys” entre comillas, porque si algo demuestra esta serie, es que nada de lo que se ve en pantalla es real, todo está planeado.  Los productores deciden el papel de cada una de las concursantes desde el momento en el que las eligen, y se aseguran de que cumplan con sus papeles durante lo que dure el programa, manipulándolas sin que ellas se lleguen a dar cuenta.

Resulta increíble ver la falta de moralidad por parte de los personajes principales, que no tienen ningún tipo de límite ético, todo vale para conseguir más audiencia. (Spoilers) Utilizan lo que sea para sacar de quicio a las concursantes, desde forzar la anorexia hasta quitarles la medicación para que pierdan los estribos, no les importa destrozar una vida si con ello van a ofrecer un gran show.

Rachel convenciendo a Faith para que pierda la virginidad con Adam.
Rachel convenciendo a Faith para que pierda la virginidad con Adam.

Aunque en ciertos momentos Rachel y otros personajes se replantean su conducta, UnREAL te demuestra lo fácil que es caer y entrar en un espiral en la que lo único que importa es la audiencia que pueden hacer. Al dejar sus sentimientos atrás poder realizar este tipo su trabajo sin remordimientos, llega un punto en el que Rachel ya no es capaz de empatizar con nadie, ni de mantener una relación sentimental. Se ha convertido en una persona tóxica que sólo conoce la manipulación y no es capaz de disfrutar de una relación sana, al igual que le ocurre a Quinn.

(Spoilers) En una de las escenas finales, Rachel y Quinn están acostadas en unas hamacas, tras haber acabado el último programa de “Everlasting” y tras un pequeño momento de reflexión se dicen que se quieren. Y no es de extrañar. Se necesitan, son dos personas frustradas con su vida sentimental y personal, nadie las quiere cerca porque lo único que saben hacer es manipular y utilizar a la gente en su propio beneficio. Incluso en ciertos momentos, han llegado a sabotear y destrozar la vida de la otra, sólo se tienen la una a la otra,  ¿en quién van a proyectar el poco amor que les queda, si no es por una persona de su misma naturaleza?

Quinn y Rachel hablando tras el final de "Everlasting".
Quinn y Rachel hablando tras el final de “Everlasting”.

One thought on “UnREAL: Hagamos televisión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *